El pasado jueves 22 de noviembre nuestra Secundaria Técnica Morelos se vistió de gala nuevamente  con la entrega de reconocimientos  a los alumnos  con los mejores promedios de sus grupos y la entrega de las certificaciones de Microsoft y Cambridge.

Las certificaciones en nuestros días se han vuelto indispensables en el ámbito académico y nuestra Secundaria con su accionar es un signo inequívoco de que la preparación especializada no tiene por qué esperar, nuestros adolescentes con dedicación y esfuerzo,  acompañados de los maestros Juan Carlos Pérez Cadena y nuestros maestros de la academia de Inglés Janine Parizot Castagné y Cassandra Alvarado Domínguez han logrado como cada año la preparación que los distingue como certificados por estas dos grandes instituciones siendo este documento curricular muy importante para acceder a instituciones de nivel superior con excelencia educativa.

Mejores promedios

A través del cumplimiento constante, entrega de tareas, atención en clases y preparación ardua en los exámenes se obtienen excelentes promedios, fueron 11 alumnos los condecorados como los mejores promedios de sus grupos.

Microsoft

En esta certificación fueron 25 alumnos en el programa de Word y 21 alumnos y en el programa PowerPoint el examen para estos alumnos se realizó en tiempo real vía internet saliendo el 100% exitoso y aprobado. 

Cambridge 

En esta importante certificación dentro de la lengua Inglesa 6 de nuestros alumnos fueron certificados en KET, 1 alumno en PET y 7 alumnos YOUNG LEARNERS FLYYERS. Dichas certificaciones representan un gran avance en el dominio de esta lengua tan necesaria en el mundo competitivo en cuanto a preparación se refiere.

Los familiares de nuestros alumnos disfrutaron de un programa amenizado por el “Trio Coatepec” que deleitaron con las melodías “piel canela”, “me voy para el pueblo” y una melodía dedicada a Coatepec.

Al final de la tarde los alumnos, maestros y directivos se tomaron la foto del recuerdo para que este momento de crecimiento académico quedara en las memorias de los orgullosos papás.